El Drama en Beirut luego de la gran tragedia

116

BEIRUT.- El mar llena el enorme hueco que una explosión de grandes dimensiones provocó el pasado martes en el corazón de Beirut segando la vida de 158 personas y dejando a la capital del Líbano mal herida.

Trozos de ropa, restos de edificios y de barcos que estaban en el puerto aquel día todavía flotan en el mar que baña el litoral de Beirut.

En la entrada al puerto convertido en fosa sin lápida dos botes con buzos y equipos de rescate trabajan en busca de cuerpos que recuperar.

Desde allí se puede adivinar lo que había en la sección 12 del puerto, donde se encontraba el almacén con 2.750 toneladas de nitrato de amonio que el martes hizo volar esa parte del estuario. Hoy no queda nada salvo el agua que lo inunda todo.

Comments are closed.