Una organización demanda regular limpiadores de cristales y parqueos informales

117

La Fundación Derecho y Verdad (FUNDEVER) pidió al Ayuntamiento del Distrito Nacional retirar de las vías públicas a personas que se dedican a limpiar cristales en los semáforos y parquear vehículos de manera informal y de inmediato solicitó la creación de plan alternativo para regular esos trabajadores informales.

Al entregar una comunicación en el cabildo de la capital, la doctora  Danyeliz Vilorio, presidenta de la entidad, asegura que las autoridades municipales, en coordinación con el INTRANT deben identificar a estos trabajadores informales y dotarlos de chalecos y distintivos para que los ciudadanos puedan sentir seguridad al dejar sus vehículos en las vías públicas.

La comunicación fue recibida por el vicepresidente del Concejo Municipal, Eliazar Bladimir Reynoso, y las regidoras Yassell Domínguez y Liz Mieses.

Al entregarla, la doctora Vilorio propuso que se cree un registro para que los ciudadanos puedan denunciar cualquier mala actuación por parte de estas personas al Ayuntamiento, INTRANT o cualquier autoridad competente.

Sostuvo que la entidad que preside se hace eco de denuncias de ciudadanos que han sido víctimas de maltratos verbal y físico, así como de robos y daños ocasionados a sus vehículos tanto por los parqueadores, como por los limpiadores de cristales.

“Durante muchos años el libre tránsito y el acceso a las vías públicas de los y las dominicanas se han visto impedidos por los denominados por estos trabajadores informales, que muy lejos de dar un servicio, se han adueñado de las vías públicas, obligando a los ciudadanos a pagar por utilizar los espacio público”, expuso.

Aseguró que en el caso de los parqueadores informales, algunos se dedican a robar retrovisores de vehículos, tapa bocinas y cualquier objeto que pueda estar a su alcance dentro y fuera de los vehículos.

Indicó que la situación se agrava toda vez de que el ciudadano afectado no encuentra a quien reclamar por los daños ocasionados, se desconoce la identidad de estos informales y si algún ciudadano reclama o se niega a pagarles, corre el riesgo de ser agredido.

Expreso que en el caso de los limpiadores de cristales se ha hecho varios intentos de retirarlos de las vías públicas, sin que hasta el momento se haya podido encontrar una solución sobre el particular, mientras que estos no desaprovechan semáforo en rojo para lanzarse a los carros en busca de 5, 10 o 15 pesos, de forma maleducada y hasta ofensiva.

La entidad entiende que el problema no radica en el intento de ganarse la vida, sino en la falta de educación que poseen para dar un servicio como estos, y a la vez, la falsa creencia de que las vías y espacios públicos les pertenecen.

Comments are closed.