UNICEF felicita a la JCE por decisión de expedir cédulas a adolescentes y pide que se extienda a todos los menores de edad

43

Santo Domingo.- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) felicitó hoy a la Junta Central Electoral (JCE) por la decisión adoptada mediante la Resolución 74-2020 que autoriza la expedición de cédulas de identidad a todas las personas menores de edad, a partir de los 12 años cumplidos.

Rosa Elcarte, representante Unicef

“Con dicha resolución se avanza un paso más en el aseguramiento del ejercicio del derecho a la identidad para todos los niños, niñas y adolescentes en República Dominicana”, indicó Rosa Elcarte, representante del organismo internacional en el país.

Agregó que la cédula de identidad es el documento que prueba la identidad de una persona. Mediante ella, el estado certifica quién es su tenedor, reconoce su nombre y le da un número de identificación único que sirve para abrir las puertas al ejercicio de múltiples derechos.

La emisión de un documento de identidad por encima de los 12 años ayudará también a resolver un importante problema que tiene el país, y es que muchas adolescentes embarazadas no podían inscribir en el registro de nacimiento a sus hijas e hijos porque no tienen dicha certificación al momento del parto.

Elcarte aseguró que “esta medida ayuda a reducir una de las consecuencias negativas del embarazo en adolescentes, que afecta a sus bebés. Sin esta medida, República Dominicana no conseguirá el registro de nacimiento universal. Este derecho queda recogido en la Convención sobre Derechos del Niño y es una Meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 16)”.

La representante de UNICEF dijo que por supuesto, adicionalmente, es urgente e imprescindible que el país tome todas las medidas necesarias para reducir el embarazo adolescente, tal como están recogidas en el Plan Nacional para la Reducción de Embarazos Adolescentes (2019).

UNICEF, como agencia que vela por los derechos de los niños, niñas y adolescentes estima que la excepción consagrada en la norma ya citada, para que niñas menores de 12 años que han sido abusadas y que, como resultado de ese abuso, tienen hijos, tengan cédula de identidad, de ninguna manera constituye una legalización de dicha situación. Muy por el contrario, lo que hace es evitar una mayor vulneración de derechos; que el hijo de esa niña abusada, sea también objeto de castigo a no tener uno de sus primeros derechos, el del registro de nacimiento. El Estado y la sociedad dominicana debe asegurarse de prevenir estos abusos sexuales y sancionar, con todo el peso de la ley a los abusadores.

La emisión de una cédula de identidad no cambia en absoluto el estatus jurídico ni la protección que corresponde a todo niño, niña y adolescente. Este documento, no convierte a su tenedor en adulto ni le habilita para ejercer, por sí mismo, ninguna de las atribuciones que están consagradas para las personas mayores de edad. Es importante que cualquier creencia equivocada en este aspecto sea debidamente aclarada. Es más, en algunos casos, el tener una cédula de identidad permite reconocer que esa persona es menor de edad, y debe ser protegida.

Finalmente, UNICEF considera que este documento debería ser emitido para cualquier persona inmediatamente después de ser inscrita en el registro de nacimiento, independientemente de su edad, tal como se hace en muchos países del mundo. En ese sentido, la resolución indicada es un avance que debiera extenderse de manera progresiva a todos los niños y niñas.

Comments are closed.